miércoles, 5 de diciembre de 2007

Hasta mañana...

No creas que voy a abandonarte página amiga, es sólo que voy a estar unos días fuera.
Tengo uno tiempo de vacaciones y voy a un lugar donde no tengo ni Internet ni ordenador.
No será por mucho tiempo, en unos días estaré de nuevo en "casa". Abriré las ventanas y encenderé nuevamente la chimenea por si nos visita algún amigo que encuentre un ambiente cálido y acogedor, al menos eso es lo que intentaremos, ¿no es así?.
Espero que en estos días se me ocurra alguna cosa interesante o, si no resulta interesante, al menos que sea amena, porque la verdad es que no sé como está resultando todo esto, aunque a mí, me está ayudando un poquito.
Odio las despedidas. No me gusta decir adiós ni aunque sea por unos pocos días. Prefiero decir hasta mañana porque, mañana será hoy cuando hoy pase, por eso te digo hasta mañana.
Ah, se me olvidaba. Si alguien se acerca y necesita refugio, ya sabes que dejo la puerta entornada, así que le dices que no tiene más que empujar, entrar y atizar la chimenea.
Encontrará fruta en el frigorífico, vino fresco en la bodega y alguna cosa más para comer en la despensa.
Quiero que toda persona que nos visite sepa que esta es su casa y quiero que se sienta así, como en su casa.
Tú serás la encargada de que su estancia, aunque sea breve le resulte cómoda y agradable. Cuento contigo.
Hasta mañana...

No hay comentarios: