jueves, 31 de enero de 2008

Dentro de los deseos

Y yo, que dejé mis alas en tus manos,
que fui perfume en tu fe infinita,
que maduré
y fui navío entre tus olas,
y me sentí vela en el mar de tu destino.
Y yo,
que fui llama en el candelabro de tu sombra
y sueño en el murmullo de tus ramas,
nota musical en la tristeza que te nombra
y clave de sol en la oscuridad de tus deseos.
Imagen de esmeralda en mis impulsos,
eres tú mi anhelo peregrino,
imagen de la imagen de un suspiro,
suspiro del suspiro de un lamento.
Frase abierta en cerradas ventanas,
arrodillada en altares profanados
gemido de un gemido ignorado,
sueño de un soñar en mil instantes.
Y tú,
eco de mis profanos deseos,
profanada tumba con mil rezos,
pájaro de recuerdos que no han sido,
dormido en el amor de otros besos.
Pulso del impulso de las olas,
olas de mis réquiem aún dormidos
sueños de mis sueños peregrinos,
corazón de campana de un rosario.
Volveré para romper en mil pedazos
tus sueños, esperanzas y deseos,
porque yo, seré la dueña de tu amor
ahora, ayer, en tu presente,
tu pasado,
en todo ese tiempo añorado
dentro de los sueños de tus sueños.
Dentro de los deseos deseados.
para siempre volveré en tu presente,
a nombrar al Dios de tus desvelos.

20 de Junio de 2006.

No hay comentarios: