miércoles, 16 de enero de 2008

Es curioso

Es curioso que las dos experiencias que marcan nuestra existencia sean las únicas que no podamos compartir:
Nacer y morir.

2 comentarios:

charli dijo...

En esta ocasión, si me permites, no puedo estar de acuerdo contigo en absoluto. Las experiencias que marcan nuestra existencia son casi, casi, infinitas, eso sí, todas ellas se hallan encorsetadas por las dos que mencionas. Para seguir el desacuerdo, creo que nacer es un hecho totalmente ajeno a la voluntad y conciencia del "actor", no puede, por tanto, compartir algo que no es suyo. Morir, aunque no siempre, también es un hecho ajeno a la voluntad del ¿intérprete? Sin embargo éste sí puede ser compartido voluntariamente. Lo que ya no se puede compartir, por suerte, es el hecho de estar muerto.
Hay quien mantiene que uno permanece vivo mientras existe en el recuerdo de otro, así las cosas y de ser esto cierto, el único que no es consciente de su pervivencia es quien, eufemísticamente, nombramos como el "ausente".
Escabroso asunto del que siempre tengo algo que decir, en la conciencia de que casi seguro que estoy equivocado.

Julia dijo...

Por supuesto que te lo permito, es más, me encanta que estemos en desacuerdo porque esto me dará pie para un nuevo escrito.
Tienes razón, me expresé mal. Mi idea era la de que no puedes compartir cuando ya has dejado de existir...
Bueno amigo mío, si no se me ocurre nada, pues volveré aquí y trataré de defender mi idea, cosa bien distinta a tratar de convencer... Ya sabes que eso es algo que ni por asomo se me pasa por la cabeza.