martes, 29 de enero de 2008

Por tus caricias

Hoy quiero publicar un poema muy especial para mí.
Lo escribí hace casi cinco años pero dentro de mí... aún sigue vivo.

Por tus caricias.

¿Por qué cuando me acaricias
se torna el cuerpo guitarra,
vibra entero y se estremece
cuando tus manos desgranan
los suspiros de mi boca
los gemidos de mis ansias?.

Tanta es la pasión que pones,
es tu ternura infinita,
son mis cuerdas tan sensibles
al ritmo que tú las tocas,
que en mi interior ya provocas
un deseo incontenible.

Con el roce de tus dedos
bandidos que roban mi alma
me transformo entera en copla,
mis sentidos te reclaman,
me entrego a esa hoguera de amor
donde ardo hecha guitarra.

7 de Marzo de 2003.

No hay comentarios: