martes, 8 de enero de 2008

Seguir

Mientras quede una piedra en pie, nada estará perdido. La casa volverá a levantarse sobre ella.

No hay comentarios: