domingo, 17 de febrero de 2008

Para ti, que nunca lo leerás

Voy a cerrar los ojos y sentir
tu aliento en cada poro de mi piel,
tus dedos que acarician mis senderos,
tus manos configurando mi contorno,
tu boca en mi boca y en tus besos
esa urgencia que provoca mi respuesta.

Voy a cerrar los ojos y esperar
descubrirte y descubrir al mismo tiempo,
que cada paso que demos sea nuevo,
que cada calle a recorrer sea distinta,
que cada sombra escondida nos asombre,
y descubrirme de nuevo entre tus brazos.

Voy a cerrar los ojos y olvidar
el pasado y lo que pueda ser futuro,
nuestro lado más oscuro tú iluminas,
mi agonía, mi angustia, mis temores,
se diluyen en la fuerza del deseo
que provoca en este instante la pasión.

4 de Julio de 2004.

2 comentarios:

Rayco dijo...

Lo único que puedo decirte es que es una pena que no llegue a leer esto.

Julia dijo...

Ya ves, a mi lo único que se me ocurre responderte es...
Muchas gracias Rayco.