sábado, 15 de marzo de 2008

Días en silencio

Llevo varios días sin escribir ninguna de mis pequeñeces. Pequeñas ocurrencias ya lo sé, pero como que me hacía ilusión llegar a los cien escritos antes de Semana Santa y, “al paso que va la burra”, como que no sé si lo voy a conseguir.
Es como si de pronto me hubiera desinflado. Como si de repente todo se hubiera ido al garete sin saber muy bien el porqué.
Con esto no estoy diciendo que os vayáis a librar de mí tan fácilmente, de eso nada, sólo que es algo así como si necesitara detenerme, llenar a tope de aire mis pulmones, retenerlo durante unos instantes y al expulsarlo dejar que arrastre con él todo eso que consigue oscurecer los días soleados.
Buenas noches a todos.

No hay comentarios: