martes, 25 de marzo de 2008

Derivando

Muchas veces ocurre que uno se pone a pensar en algo y, de ese algo va derivando a otra cosa y de esa a otra y de esa otra a momentos más...
Unas veces son situaciones dulces, otras dolorosas, otras nos hacen enojar y en ocasiones a otras en las que no podemos evitar sonreírnos y hasta reír casi a carcajadas.
Cuando has llegado a esa última situación, hay veces en las que tratas de recordar cual fue ese primer pensamiento que nos hizo llegar hasta ahí.
En ocasiones somos capaces de retroceder hasta él en cambio, en otras, te quedas varada en algunos de las circunstancias intermedias.
Eso me ha sucedido hoy. Tal vez porque mi subconsciente no deseaba regresar al pensamiento inicial...
Buenas noches a todos.

2 comentarios:

Rayco dijo...

Bah, pues no vuelvas al pensamiento inicial, que le vayan dando jajaja

Julia dijo...

Pues a lo mejor que vas a tener razón y con más de una cosas voy a tener que seguir el consejo.