jueves, 6 de marzo de 2008

Intimismo

Por un instante...
En que tus ojos me llenen de luz,
en que tus dedos recorran mi piel
en que tu cuerpo sacie mi hambre
y que tu boca apague mi sed.

Por un instante...
En que tu voz susurre en mi oído
en que tu sonrisa rompa la soledad
en que tus brazos ahuyenten el miedo
y tu presencia me llene de paz.

Por un instante...
Sólo por ese instante..., lo daría todo;
lo que he sido, lo que soy, lo que seré.
El resto de los instantes de mi tiempo.
Por ese instante mi amor..., por ese instante.

2 comentarios:

Rayco dijo...

¡Cuánto amor! Y casi, casi dependencia...

Julia dijo...

El amor es dependencia y posesión. Entrega y aceptación. Es ser uno y uno sin llegar a ser dos en uno, porque cada uno es el uno del otro y el uno de sí mismo y sí..., porqué no admitirlo...
Mucho amor....