domingo, 27 de abril de 2008

Abandono

Se plegó sobre sí mismo
protegiendo el corazón
de esa fuerte desazón
que le acercaba al abismo
de ir perdiendo la razón.

Disfrazando su temor
con mentiras y patrañas,
mientras mitiga el dolor
destierra lo que fue amor
desgarrando sus entrañas.

2 comentarios:

Rayco dijo...

Se protegió, siempre es una decisión acertada y justa.

Julia dijo...

Gracias Rayco.
No sé si lo entenderás pero... Resulta reconfortante encontrar tus comentarios acomodados alrededor de esta mesa camilla.