domingo, 13 de abril de 2008

Breve poema a un sueño

Voy a saciar mi sed de caminante
en el manantial fresco de tu boca,
dejaré que por mi cuerpo resbalen
esas gotas de agua que desbocan
la pasión dormida de otro instante.