sábado, 5 de abril de 2008

Sólo palabras

Se sentía tan extraña que se preguntaba insistentemente: ¿Qué está sucediendo?.
No obtenía ninguna respuesta y se miraba una y otra vez sin reconocerse.
De pronto saltó una chispa en su mente y decidió volverse del revés para poder observarse por dentro, algo así como si fuera un calcetín.
Curiosamente su interior se había tomado un tiempo de descanso y en la puerta encontró colgado un cartel que decía: Volveré en cualquier momento.
No se sorprendió de no sorprenderse y de nuevo se volvió del derecho para seguir no siendo ella.

No hay comentarios: