viernes, 6 de junio de 2008

Estoy bien, gracias.

Cuando he llegado hoy a trabajar después de dos días sin ir, a todo el mundo le ha faltado tiempo para preguntar:
-¿Qué te ha pasado...?, ¿Que tal estás...?, ¿Has estado enferma...?.
Preguntas que según de quien provengan sabes perfectamente cual es la intención.
Y en esos momentos he recordado algo que me decía mi padre:
-Chati (así me llamaba cariñosamente), siempre que hayas tenido una mala racha o hayas pasado por un mal momento, ya sea enfermedad o cualquier otra circunstancia, cuando te pregunten contesta...
-Estoy muy bien, gracias por tu interés.
Así no entristecerás a los amigos ni tampoco alegrarás a los enemigos.
Ahora sé que hablaba en términos generales no para esas personas a las que realmente se consideran Amigas de verdad, (lo siento Amigo Charli, he vuelto a escribir el término con mayúscula), pero puedo asegurar que en según determinadas circunstancias o con determinadas personas... Funciona.
Debo decir que cuando mi padre murió, en ese momento, fue cuando descubrí la cantidad de Amigos que tenía. Amigos que me arroparon en ese momento y que me siguieron arropando muchos años después.
También sé que, mis Amigos, los de verdad, estarán siempre, en las duras y en las maduras...

2 comentarios:

AiLeoN dijo...

Permíteme decirte que tu padre tenía razón. Una sabia respuesta para no tener que preocupar a los que te importan y no alegrar a tus enemigos...

Sólo decirte, que espero que estés bien.

Cuídate mucho,
En beso guapa

Julia dijo...

Si Aileon, estoy bien, creo que es este dichoso tiempo que nos está haciendo un poco “la puñeta” pero realmente y si miro en mi interior debo decir que sí, que me encuentro bien, al menos conmigo misma.
Ah, gracias por tu referencia a mi padre, de verdad que era una persona increíble.
Ojalá encuentres hoy tu espacio Zen.
Un beso.