domingo, 26 de octubre de 2008

Faltan pocos minutos

Faltan pocos minutos para que acabe el día.
Un día que tenía que haber estado lleno de alegría por ser un tanto distinto.
Y en su mayor parte así ha sido, porque en él ha habido a mi alrededor grandes sorpresas, toneladas de ilusión, derroche de alegría y mucho, muchísimo cariño.
Pero siempre ocurre algo que empaña esa felicidad y siempre por causa de alguien que hubiera sido mejor que no se acordara de éste día aunque, en el fondo, tampoco ha sido tan malo porque ..., de todo se aprende.
Haciendo un resumen:
Un día maravillosamente feliz, lleno de alegría y amor pero al mismo tiempo, un día que ha conseguido enseñarme algo que espero no olvidar jamás.
Buenas noches a todos y feliz descanso.
Julia.

12 comentarios:

AiLeoN dijo...

Siento muchísimo ese algo que ha enturbiado el día tan maravilloso que te merecías.

Buenas noches,
Cuídate

Julia dijo...

No te preocupes lo bueno de ayer únicamente se enturbió durante unos momentos aunque, como he dicho, también de esas cosas se aprende algo nuevo y bueno...
Me encuentro feliz porque me he sentido amada y arropada por las personas que quiero y me importan.
Feliz descanso.

Julia.

AiLeoN dijo...

Me alegra leer lo último. Te lo mereces.

Descansa,
Un abrazo

Pandora dijo...

Bueno, dicen que en todo lo bueno siempre hay algo malo, por pequeño que sea y al contrario también. Lo importante es que hayas sacado algo positivo de todo esto. Me encantaría ser capaz de sacar aspectos buenos de cosas malas o regulares pero lo cierto es que me cuesta sacarlos incluso de las cosas buenas...
Besos.

Julia dijo...

Uyyy amiga Aileón.
No sé, no sé si realmente me merezco tanto como recibí ayer, porque..., como se suele decir, cuando saco el genio a pasear: ¡Todos contra la pared!, jajajajaja, por algo soy una Escorpión.
Gracias por tener tan buen concepto de mí y pesar que me lo merezco.
Un beso.

Julia.

Julia dijo...

Sí Pandora, eso se suele decir y no es que haya sacado nada positivo, bueno, tal vez sí.
Tal vez aprendí que tengo que dejar de tropezar tropecientas veces, ya sabes: “El hombre, (genéricamente hablando), es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra y yo debo de ser en ese aspecto como toda una recua, así que mi enseñanza fue que, para no volver a tropezar, tendré que apartar de una vez la dichosa piedra.
Ah, se me olvidaba, seguro que sí sacas cosas positivas, lo que ocurre es que eso no se ve en el momento, se va descubriendo poco a poco a medida que transcurre el tiempo.
Un beso.

Julia

Olga* dijo...

Siempre hay algo positivo de aqello malo.
Me gustó qe te gustara el relato!
te agrego para poderte leer :)

charli dijo...

Aunque no hubiese sido un día especial, yo te deseo que todos los días puedan ser felices. Que cuando la noche caiga, puedas decir que ha valido la pena vivirlo.
Buenas noches hoy también para tí. Un beso.

Azuquita dijo...

De tu historia me quedo con que al final estuviste arropada por los que te quieren, seguro que quedarán algún que otro día malo por llegar, pero en compañia el color de las cosas cambia.
Un beso.

Julia dijo...

Olga, es cierto, si lo intentamos podemos encontrar algo positivo en todo, aunque sea una ínfima parte.
Gracias por leerme.

Julia.

Julia dijo...

Gracias amigo mío y tu deseo hacia mí es el mismo que el mío hacia ti, aunque parezca un trabalenguas pero, es así.
Normalmente, cuando cae la noche suelo pensar que el día ha merecido la pena vivirlo. Otras veces cuando ha sido uno de esos días horribles y pienso que ha sido un desastre, el simple hecho de dar un beso a mis hijos para desearles buenas noches y felices sueños hace que el día haya merecido la pena.
Charli, buenas noches hoy también para ti (como tú me dices) y un beso.

Julia.

Julia dijo...

Tienes razón Azuquita siempre deberíamos quedarnos con lo bueno y yo no podía hacer otra cosa que sentirme muy feliz rodeada de tanto amor.
Un beso.

Julia.