viernes, 31 de octubre de 2008

No era mi intención

Estoy convencida que necesitaba un vapuleo y me lo han dado.
Me han dicho cosas que me han llegado muy profundo porque, en lugar de mandarme a la mierda, como realmente me merecía, me han hecho ver con palabras serenas, llenas de un cariño dolorido lo mal que me he portado.
Y lo reconozco, reconozco que me he portado mal. Que me he portado de una forma áspera y tal vez egoísta, quizá lamiendo heridas que yo misma he abierto de nuevo, quizá olvidándome de aquellas personas que se preocupan por mí.
No debo ser una persona fácil, al menos pienso que no lo soy después de leer palabras de cariño y ayuda frente a mi mal comportamiento.
Y quiero confesarlo aquí. Decir que muchas veces me dejo llevar por una introspección que en ocasiones no puedo evitar alimentar, aunque sepa que actuar así no me lleva a ninguna parte y menos a nada bueno.
Sé que con esta forma de actuar hago daño a personas que quiero y que no se lo merecen en absoluto pero ahora, en estos momentos, quizá haya perdido el rumbo que en su día no perdí y que, el tiempo, sin yo darme cuenta, se ha convertido en ese gran aliado de la niebla que ahora me envuelve y que no me deja ver más allá.
No sé si esto es una entrada muy corriente o es una entrada de esas que después de leídas se piensa: ¡Dios mío. ¿Pero de qué va?!.
Pero ya veis, ni siquiera me lo cuestiono, porque necesitaba escribirla para decir de alguna manera a ese amigo... Lo siento, perdón, necesito no seguir portándome así.

Julia.

8 comentarios:

paco tellez dijo...

Mi querida AMIGA, admiro la fortaleza de tu confesión. Es bueno que te quites la armadura, que grites ¡soy débil ¿y qué?... porque todos somos débiles, todos necesitamos una mano, dos, tres manos amigas, cuantas más mejor... Lo bueno de la niebla es que desaparece y, mientras permanece, nos echamos a la cuneta a echar una cabezadita y soñar que haremos cuando se haya marchado.
Sé que no hacía falta que te hubiera escrito, pero, como eres tan testaruda, te tengo que recordar y, por supuesto, te recordaré siempre que TIENES MI ABSOLUTA Y COMPLETA AMISTAD, esté donde esté y a cualquier hora del dia o de la noche.

En abrecartas dijiste: Me gustaría preguntar ¿por qué?, pero sé que no voy a obtener respuesta

a lo que te contesté:

Si tuviera la respuesta
a todas las preguntas,
si no dudara,
si no cometiera errores
si no asumiera mi ignorancia
y mi temor a equivocarme
no lucharía por ser feliz
porque no sabría lo que
eso significa.

y tu replica fue:

No conozco ninguna respuesta,
pero tengo todas las preguntas,
dudo, claro que dudo,
cometo errores
más que nadie,
asumo que soy ignorante,
sé que me equivoco,
pero lucho por ser feliz,
lucho, porque eso si sé
lo que para mí significa

Por favor, recuerda cada día esto que escribiste.

Un beso

Julia dijo...

Mi buen amigo, gracias.
Sé que cuento contigo en todo momento y gracias también por traer esos dos poemas que en su día escribimos en Abrecartas.
De nuevo, Gracias por comentar a esta testaruda.
Un beso.

Julia.

Pandora dijo...

Salvando las distancias que puedan existir entre tú y yo, he de decir que me siento sorprendentemente identificada con tus palabras... No me alegro de ello porque no me gusta saber que alguien se siente así precisamente porque yo lo he vivido... En fin, nos conocemos poco, pero tienes mi apoyo o, al menos, mis palabras.
Un saludo.

AiLeoN dijo...

Realmente no acabo de entender muy bien de lo que hablas, pero si es verdad que reconocer las cosas no es tarea fácil y dice mucho de una persona. El reconocer sus errores (?)

Espero que no te machaques con ese 'no era mi intención' y que estés bien.

Tienes nuestro apoyo y recuerda: para lo bueno y lo malo.

A veces, las palabras son palabras, pero otras tantas, son mucho más que simples palabras...

Cuídate mucho,
Un beso amiga Julia

Julia dijo...

Yo tampoco me alegro que te sientas identificada con mis palabras, porque no resulta grato ni sentirse ni que otras personas se sientan así y creo que, en estas ocasiones, no existen distancias de ninguna índole.
Es cierto, nos conocemos poco pero agradezco tus palabras y el apoyo que me ofreces y, por supuesto decirte que tú también me tienes aquí, no sólo con las palabras si no también acompañándote en los silencios que a veces considero son tan necesarios.
Un saludo y mi apoyo para lo que necesites.

Julia.

Julia dijo...

Amiga Aileón, no me extraña que no entiendas muy bien de lo que hablaba pero es tan sencillo como que ayer un gran amigo me dio un vapuleo, como digo al principio de la entrada, por meterme como dice Paco dentro de mi armadura.
Gracias por tus buenos deseos y no te preocupes, estaré bien.
Sé que cuento con vuestro apoyo como vosotros sabéis que contáis con el mío.
Cuídate tú también y un beso.

Julia.

charli dijo...

Te has portado así ¿y qué? ¿Dónde está el problema? Seguro que tu amigo, si lo es, cosa que no dudo, te conoce, cosa que tampoco dudo, y entonces sólo me queda decir lo que he dejado escrito: ¿y qué?
A mi me gusta como eres, es más me gusta que todo el mundo sea como quiere, o puede, ser

Julia dijo...

¿Y qué?... Pues que me has dejado sin palabras.
Gracias, por ser mi amigo y por decir que te gusta como soy, o... Por decir que te gusta como soy y ser mi amigo.
Un beso.

Julia.