sábado, 28 de febrero de 2009

En dique seco

Sé que tendría que escribir algo sobre ese pequeño reducto que fue nuestro “Nuevo Abrecartas”.
Su desaparición no ha sido por falta de atención, aunque realmente se encontraba un poco desamparada, ha sido porque, en este pequeño-inmenso mundo de la red, las cosas funcionan así... Ahora abro la puerta..., ahora la cierro, sin más.
Pero estoy..., ¿cómo decirlo?..., en dique seco y no encuentro esas palabras que, sin duda, se merece.
A pesar de ello, me apetecía acercarme aunque sólo fuera para deciros que sigo aquí, un tanto muda, apática, hecha mierda pero..., sigo por aquí.
Las cosas no son siempre como deseamos pero, sin duda, la vida nos enseña que tenemos que aceptarlas como vienen.
Buen final y mejor principio de mes para todos.

Julia.

6 comentarios:

elniñotriste dijo...

Pues a animarse Julia, que NUNCA LLUEVE ETERNAMENTE! Alguien con tu talento para escribir, no debería empeñarse en buscar las palabras, sino esperar a que ellas solitas vuelvan Sé de sobra que te necesitan tanto como tu a ellas Déjate querer, niña, es el mejor remedio

Si necesitas cualquier cosa... aquí tienes al niño triste Él de esas cosas entiende mucho, demasiado para ser un simple niño...

Cuidate mucho, Julia, de verdad y sonríe Porque si le sonries al día cuando empieza, éste terminará, antes o después, por devolverte esa sonrisa

Muxus con mucho cariño & Rekuerdos desde el Norte!

larraitz con pompa dijo...

todo llegará... todo acaba por llegar.
calma.
no pasa nada por estar seco el dique. las sequías, como las lluvias no son eternas.

te invito a beber de la leche de las pompas, para saciar lo seco que te adolece.

aire fresco para como caricia a la que arropo bajo el calor amigo.

muchas pompas a tu alrededor. te velan

ánimo

Aileon dijo...

Amiga,
No me gusta leer esas palabras pero las entiendo porque más de una vez me he podido sentir así, y no es justo. Pero así es la vida, la única que nos pone a prueba. y nosotros lo único que tenemos que intentar es salir airosos de ella...

Amiga, como en las bodas, ¿recuerdas? Pues eso, aquí sigo y aquí seguiré...

Te mando un beso
Cuídate

Julia dijo...

Gracias por tus palabras Niño Triste pero, sobre todo, gracias por decirme que cuento con ese Niño que, aunque se defina como triste, sé que está lleno de esa alegría que refleja una entrega como la que me has ofrecido y que, sin duda, reconforta el ánimo.
Sí, es cierto, si se sonríe, tarde o temprano esa sonrisa regresa envolviéndonos, llenándonos de esa paz que creíamos perdida.
¿Sabes?, no creo que tenga talento para escribir. Son los sentimientos que, transformados en palabras, buscan mis dedos. Ellos son los verdaderos protagonistas de este refugio yo, simplemente, cuando me siento capaz..., me dejo llevar.
Un beso Niño Triste y de nuevo, gracias por ser como eres y por estar ahí.

Julia.

Julia dijo...

Amiga Larraitz.
Tus palabras al igual que tus pompas me animan y me confortan porque sé que esas palabras, esas pompas intentan ahuyentar los malos momentos con su calor y su amistad.
Gracias por seguir aquí, en este pequeño refugio que, algunas veces, hace “agua”.
Un beso y gracias por estar a mi lado.

Julia.

Julia dijo...

Sé que entiendes mis palabras porque sé que, en ocasiones, tú también te has sentido así, como perdida.
Sé que el día a día es una manera de ponernos a prueba pero, somos humanos y, como tal en ocasiones sentimos que nos hundimos, que nos falta el aire, que necesitamos algo, un algo que no somos capaces de concretar que es.
Sé que cuento contigo en todo momento. Sé que somos, como tu dices, como en las bodas y quiero que sepas que, al igual que yo, tú también cuentas conmigo de la misma forma porque, de alguna manera, estamos unidas a pesar de la distancia.
Un beso amiga mía y gracias por ser así.

Julia