viernes, 13 de febrero de 2009

Tan íntimo..., tan personal

Estás en mi corazón y todos los días conmigo, en mi pensamiento.
Hablo contigo sin mediar palabra y, muchas veces, sueño que me respondes.
Sin embargo, en otros momentos, necesitaría de tus palabras, de tus consejos, de ese cariño que sé que tengo pero del que sólo disfruto en mi interior.
Me falta ese beso en mi mejilla, la caricia de tu mano, mirarme en tu mirada triste y sentir la fortaleza en la debilidad de tu cuerpo.
Me faltas tú y te necesito y siento como esa necesidad crece día a día.
Necesito llamarte y que me respondas.
Necesito creer que aún estarán tus brazos para sujetarme cuando tropiece.
Necesito que me escuches en silencio cuando sienta, a flor de piel, el deseo de vaciarme y hablar, hablar y hablar, sin esperar respuesta.
Sé que estás conmigo, pero me faltas.
Sé que velas por mí, pero me faltas.
Sé que me proteges, pero me faltas.
Y hoy, no debería ser un día distinto, especial, porque todos los días sin ti, duelen, pero, lo es.
Hoy es ese día en el que hace no muchos años, decidiste o decidieron o simplemente se acabó tu camino aquí y posiblemente empezó otro no sé muy bien donde.
Hoy es ese día en el que sentí, al mismo tiempo, un inmenso dolor por tu partida, y un desesperado alivio, por ti, porque se terminaba tu sufrimiento, tu agonía.
Sé que lo sabes pero, en silencio, quiero decírtelo de nuevo, una vez más: Mamá, te quiero, te necesito.

Julia.

6 comentarios:

Aileon dijo...

Tan íntimo...tan personal, aunque no esté a tu vera, tu madre estaría y está orgullosísima de ti, estoy completamente segura.

Un abrazo amiga,
Cuídate.
Besos!

charli dijo...

Nos conocemos demasiado para que este escrito no sea algo absolutamente especial. Se me saltan las lágrimas. Si hay un sitio, estará bien; estarán las dos bien. Mira tú que, como es más que probable, yo sea el primero de los estúpidos que no han sabido ver más allá y, cuando lleguemos, nos encontremos en el camino, junto a la sebe, ¿recuerdas cuando me enseñaste esta palabra que yo no recordaba que sabía?, a esos seres que todos tenemos sin tener.
Aunque sólo fuese por tí, que no lo es ya que mi generosidad no puede llegar tan lejos, desearía que fuese así.
Tienes ese beso en la mejilla y esa caricia, si los quieres. Ya sé que no es lo mismo pero no tengo más.

Julia dijo...

Amiga Aileon.
Puede parecer algo un tanto sorprendente pero, a medida que pasan los años y me voy haciendo mayor, (como diría Charli), la echo mas de menos cada día. A lo mejor es por eso, porque los años nos hacen más vulnerables a los recuerdos y a lo que hemos perdido.
Me imagino que sí, que estará o estaría orgullosa de mí pero eso es, porque todas las madres lo estamos de nuestras hijas aunque, algunas veces, sienta que le fallé en ocasiones y que podría haber sido mucho mejor.
Gracias por tu comentario y un beso.

Julia.

Julia dijo...

Querido Charli.
Es cierto, creo que tienes razón y nos conocemos bastante bien, por eso es por lo que tu comentario me ha llegado muy profundo, bueno, tu comentario y ese beso y esa caricia que me ofreces, porque, aunque no sea lo mismo, sé que me lo das de corazón.
No sabría decir si soy capaz de creer que nos volveremos a encontrar con esos seres queridos y que, como bien dices tenemos sin tener pero algo, en el fondo de mi corazón, desea que sea así y que, algún día, podamos sentir, decir, entender todo aquello que en su momento y aún ahora, no hemos podido hacer ni somos capaces de asimilar y, en ese instante, seguir juntos el camino o, si no existe camino, abrazarnos para siempre en la nada.
Gracias amigo mío por comprenderlo como lo has comprendido, por tus lágrimas, tu beso y tu caricia.
Un beso muy fuerte.

Julia.

SoL LuNaR dijo...

:)

Julia dijo...

Gracias por pasar Sol LuNaR.

Julia.