viernes, 8 de mayo de 2009

Al compás del sin sentir

Hay instantes en los que uno se pierde sin sentido y, otras veces, hay sentidos que se pierden en un instante.
No sé. Tan parecido, tan diferente. Con tanto cambio de sentido que pierdes el sentido de las palabras.
Es posible que mi estado de ánimo me haga decir las cosas más absurdas pero en estos instantes, lo absurdo es lo real mientras que la realidad se marca un baile con lo absurdo.
Un baile, ¿porqué no?... Los pies se mueven al ritmo marcando el tiempo justo al descompás de los latidos del corazón.
-¿Me permite este baile señora?.
-Con mucho gusto caballero.
Y empiezan a danzar con el compás del tres por cuatro del pasado, de un pasado que cuando fue presente rompió el ritmo.
Termina su pieza la silenciosa orquesta y los pies se deslizan apagados hacia el desencuentro de un encuentro finalizado.
Las ramas se agitan desesperadas y sus hojas caen al suelo rompiendo las losas del olvido, mientras que las raíces de las margaritas se elevan buscando consumirse prendidas en la sinuosa llama de una vela.
Me quiere. No me quiere. Me quiere. No me quiere... Es la susurrante cantinela de la reblandecida cera, mientras que en la oscuridad se van prendiendo los pétalos de raíz arrancados.
¿Por qué hacer preguntas a respuestas ya conocidas?...
¿Por qué dar respuestas a preguntas que no se hicieron?...
Tal vez sea realmente absurdo. Tal vez sea absurdamente real...
Hay instantes en los que uno se pierde sin sentido y, otras veces, hay sentidos que se pierden en un instante...

Julia.

4 comentarios:

larraitz con pompa dijo...

y cuando nos enredamos en liar aún más la enmarañada madeja llamamos al ciclón y se arma una buena...
así somos las personas que dedicamos horas y vidas a darle vueltas a todo, sobre todo a las más íntimas torturas. sabiéndolas sin respuesta. conociendo el fin de la novela.
si detienes tu mirada _en pleno anudar de tanto lío_ nos encontraras ofreciendo compás y calma.
las pompas desanundando lo que pueden
ánimo julia!

Manuel dijo...

Hola. Si te gustan las películas de terror prueba con un consejo de ministros de Zetapé, es algo mucho peor que un cuento de horror de Allan Poe.

Saludos

Julia dijo...

Gracias amiga Larraitz por tu comentario.
Sé que tus Pompas están ahí, dando ánimo y quiero que sepas que Julia con sus cartas y, a pesar de que muchas veces parezca que no está, también está ahí para ti.
Un beso y aunque no escriba o no comente sigo estando.

Julia.

Julia dijo...

Por supuesto que me gustan las películas de terror es más, me encantan.
En cuanto al tema política pues, verás, es un tema del que hablo en contadas ocasiones y, por supuesto, no en mi Blog.
Agradezco tu visita Manuel pero, lo que no acabo de entender, es el porqué de tu comentario a mi escrito. De todas formas, gracias
Saludos.

Julia.