martes, 19 de mayo de 2009

Me han reñido

Me han reñido.
Como lo leéis. Me han echado la bronca mi hijo y su novia y todo por tener abandonado el Blog.
Es cierto que fue mi hijo quien me animó, me ayudó y el que consiguió que, de alguna manera, empezara a escribir en él.
Y ahora me han metido una regañina por tenerlo, según ellos, “abandonado”.
He intentado explicarles que no se me ocurre nada, que no soy capaz de escribir.
Que no puedo escribir porque me siento como una guitarra con las cuerdas rotas, como un pájaro sin alas, como un pez fuera del agua...
Que no puedo escribir porque siento que me falta el aire. Ese aire que llena mis dedos, mi alma.
Que no puedo escribir porque las sombras han oscurecido la noche y no encuentro el camino que me lleve hasta mi firmamento.
Que no puedo escribir porque el “gusanillo” se ha escondido en el lugar mas recóndito de mi interior y se niega a regresar.
Que no puedo escribir porque las mariposas que sentía en el estómago mientras lo hacía, han volado hacia un mundo que no puedo alcanzar.
Y... ¿Sabéis que me ha dicho?.
Me ha dicho: Pues escribe eso, exactamente eso.
Y aquí estoy, obedeciendo como una buena madre que, lógicamente, sabe que es correspondida en la obediencia.

Julia.

4 comentarios:

Aileon dijo...

¿Cómo estás, amiga?
¡Y qué continúen esas riñas!
Lo importante es que tú tengas ganas de escribir y sobre todo que disfrutes escribiendo y tengas esa ilusión.

De todas formas, lo que has escrito es muy bonito. De una riña, o un motivo siempre salen palabras bonitas, lo que uno siente o esconde en su interior.

Con o sin riña, espero que estés bien.

Cuídate,
Un beso amiga!

larraitz con pompa dijo...

mi agradecimiento a tu hijo y su chica. sí señor!

querdia julia, siempre digo que mi blog es mi terapia. no sólo escribo cuando rio. lo hago incluso más cuando sangro.

"exactamente eso, escribe eso!"
y así que nos llegas.
también te echábamos de menos.

cuando te falten mariposas y alas en los dedos piensa en la obediencia y en todos los que en tus palabras creemos.

Julia dijo...

Me encuentro bien amiga mía y, tienes razón creo que, de vez en cuando necesito alguna que otra de esas reprimendas.
No sé amiga si salen cosas bonitas, lo que sí sé es que salen de muy dentro de mí.
Cuídate tú también que ya sabes que necesitamos de ese Vive y deja Vivir y, por supuesto, de su autora, así que ya lo sabes mi querida Aileón, cuídate y no faltes a la cita en tu espacio.
Un beso.

Julia.

Julia dijo...

Querida Larraitz, por supuesto que le transmití tu agradecimiento a mi hijo y a su novia.
Gracias por tu echarme de menos eso es algo que siempre es muy bonito leer.
Sé que si me faltan mariposas cuento con unas estupendas pompas que, también ayudan.
Un beso.

Julia.