domingo, 31 de mayo de 2009

Un deseo

Adentrarme en ese mar
del azul de tu mirada,
que me dice enamorada,
¡hoy quiero hacerte vibrar!.
Haciéndome desear
convertirme en un velero,
navegarte todo entero
aunque sea la mar brava.
Mi nave será su esclava,
perderme en tu mar yo quiero.


Este poema lo escribí el 15 de Mayo del año 2004 y estaba guardado entre otros mucho que, por aquellos años, escribí.
Me hubiera gustado que la persona a la que dediqué el poema lo leyera pero, no lo hizo y, hoy, es demasiado tarde.

Julia.

4 comentarios:

larraitz con pompa dijo...

precioso

_a dónde van los besos que no damos_que damos_
siempre me viene esta canción en ocasiones como ésta.

hay que besar, abrazar, decir, no callar, mirar, confesar, mojarse y arriesgar

aunque te parezca lo contrario, hoy lo has hecho. no llega tarde tu poema. de algún modo llega. todo llega

precioso

Julia dijo...

Mi querida amiga.
En primer lugar darte las gracias por tus dos “preciosos” a mi texto.
No sé cual es la canción pero sí, hay que hacer todo lo que dices...
Siento discrepar contigo pero hay cosas que llegan tarde y, mi poema, es una de ellas, llega tarde, demasiado tarde...
Un beso amiga Larraitz.

Julia.

charli dijo...

No es importante el hecho de no haber leído un poema, lo importante siempre ha de ser haber vivido todo lo demás.
Debemos estar tranquilos, creo yo, siempre que lo vivido haya sido bueno, por mucho que se extendiese, jamás sería suficiente o, por el contrario y más lamentable, llegaría a cansar.
Un beso.

Julia dijo...

Querido amigo.
Hay cosas que, con el paso de los acontecimientos y del tiempo se vuelven más importantes.
Es cierto que lo importante es haberlo vivido y estoy de acuerdo en que es mucho mejor que lo que se vive sea satisfactorio pero también es cierto que, cuado hay cosas que no tienen vuelta atrás, se desearía poder cambiar algunos de los recuerdos y el que el poema se hubiera leído tal vez sea uno de ellos.
A propósito, siento el retraso.
Un beso.

Julia