martes, 30 de junio de 2009

Algunas veces pienso

Algunas veces pienso que estoy sentada en el sillón de la consulta de un psicólogo donde las incoherentes palabras, las confusas imágenes, los perdidos ayeres regresan y pugnan por salir en tromba.
Más tarde, me doy cuenta que esto no es más que un pequeño agujero dentro de un túnel sin una próxima salida y me acurruco al lado de mi yo, inmerso en otro yo que, a su vez, se pierde dentro del YO, con mayúsculas.
Y dejo fluir en mi mente todas las emociones, los pensamientos, los ¿por qué? y las no respuestas dentro de una burbuja cerrada a cal y canto sin ventanas.
Es posible que alguien, con un enorme título enmarcado pomposamente en su pared , fuera capaz de definir lo indefinible que me siento o, tal vez, fuera yo la que pudiera definir lo absurdo que se esconde detrás del título que no es capaz de dar soluciones.
Los días no tienen repuestas a la multitud de preguntas que se generan en las noches y la vida sigue caminando por caminos llenos de todos y nadas donde, el conocer la realidad, se torna en todo un reto.

Julia.

4 comentarios:

larraitz con pompa dijo...

deberíamos probar a eliminar los interrogantes de nuestras frases
¿no?
sí. será mucho mejor
para nuestras cabezas al menos

Julia dijo...

Es posible que no lo haya intentado lo suficiente pero hay interrogantes que, aunque los eliminemos de nuestras frases, nunca se eliminarán de nuestros corazones.
Tienes razón, seguramente fuera lo mejor y no sólo para nuestras cabezas.
Tal vez algún día..., tal vez.
Un beso.

Julia.

Aileon dijo...

Eso es lo tremendamente jodido de la vida, es decir, el tener preguntas sin respuestas.

Dicen que pensar es bueno, y hasta gratis (de momento) y que muchos se lo ahorran, pero a veces no es bueno pensar tanto, y es mejor dejar que las cosas fluyan por si solas (lo dice una que le de vueltas y vueltas a las cosas con todas sus consecuencias)

Un beso amiga

Julia dijo...

Sé que no es bueno pensar tanto, pero es inevitable que se intente buscar respuestas cuando tantas y tantas preguntas martillean en la cabeza y en el corazón.
Yo también soy de las que dan vueltas y más vueltas sin poder evitarlo.
Un beso amiga mía.

Julia.

P.D.: (Espero que nunca tengamos que pagar por pensar porque eso sí sería jodido)...