jueves, 25 de junio de 2009

Preocupación

El lunes operaron a mi hijo. Era una intervención ambulatoria, es decir, sin ingreso ya que se hacía con anestesia local.
Nos dijeron que no era algo importante pero claro, el tema de la importancia es relativo ya que, para el cirujano era pura rutina pero para mí ya no era tanta rutina, por lo que sí era importante, muy importante.
La noche del domingo apenas pegué ojo. Me decía una y otra vez que era una intervención simple y que, cuando terminara, volveríamos a casa sin ningún problema.
Sí, claro, todo eso estaba muy bien pero yo seguía sin poder pegar ojo.
La mañana del lunes los dos estábamos con cara de haber dormido mal. Él decía que no estaba preocupado y yo ponía cara de no estarlo tampoco pero todo era pura fachada.
Teníamos hora para las 10,15 y no entró hasta las 12,30 y eso porque en vista de la tardanza me decidí a preguntar y... ¡Oh milagro!, el siguiente que entró fue él.
Jolín, si lo llego a saber, pregunto a las 10,30.
Total que lo que en un principio nos dijeron serías unos diez minutos acabaron siendo mas de veinte y, ya os podéis imaginar, esos veinte minutos fueron eternos.
Ayer se ha quitado el apósito y tiene un “pequeño costurón” un poco más grande de lo que él esperaba pero tengo la sensación de que va a cicatrizar muy bien y prácticamente le va a quedar una marca muy pequeña aunque, eso es lo de menos, porque lo importante, lo realmente importante es que cicatrice bien, sin problemas de infección ni cosas por el estilo.
En resumen que, una vez más, el tema de la importancia va en proporción del amor que se tenga por la persona que va a sufrir esa pequeña intervención y, por supuesto, en este caso para mí tenía la máxima.

Julia.

2 comentarios:

Aileon dijo...

Toda operación, por mínima que sea, conlleva un nerviosismo y una preocupación. Espero que tu hijo esté bien y recuperado.

Un beso Julia

Julia dijo...

Tienes toda la razón, por mínima que sea siempre existe una preocupación y un riesgo ya que, algunas veces algo simple se acaba complicando y te tiene en jaque un tiempo.
Un beso amiga mía.

Julia.