martes, 21 de julio de 2009

Tú...


Cierro los ojos...
Extiendo la mano y siento el calor de tu piel,
el silencio se transforma en tus palabras,
en la casa perdura tu aroma y...
Después de ciento veintiséis millones doscientos treinta mil cuatrocientos y pico segundos de tu partida, cada instante es como un sentirte a mi lado sin ti...
Todo es tan absoluto como relativo...
Todo es tan relativo como absoluto...
Todo es tan absurdamente absurdo que aún no he conseguido alcanzar a comprenderlo.
Todo es tan tú que la ausencia de ti es una herida abierta que duele.
Una cicatriz que no cicatriza.
Un ayer proyectado al futuro que afecta al presente.
Unas manos vacías que dejaste repletas.
Tú...
Simplemente tú.
Totalmente tú.
Tú... Sigues estando aquí, conmigo, con nosotros.

Por y para ti.

Julia.

8 comentarios:

paco tellez dijo...

Querida amiga, querida Julia...

Te doy un beso mientras me siento contigo, en silencio, al lado de la hoguera.

Aileon dijo...

Me imagino que estas palabras significan muchísimo, lo suficiente para ser especiales para ti.

Te mando un beso amiga,
Cuídate

larraitz con pompa dijo...

...
nuestro abrazo
...
...
...

Julia dijo...

Mi querido y gran amigo Paco...
Siento tu presencia a mi lado al lado de la chimenea, chimenea que necesita dar su calor más intenso y especial porque, en estos días, el corazón se ve envuelto por ese infinito frío que, el mes de Julio, dejó hace tiempo en el alma.
Gracias por estar aquí, ya sabes lo importante, lo reconfortante que es sentirse acompañado, arropado en momentos tan duros y especiales como estos.
Un beso.

Julia.

Julia dijo...

Sí querida Aileon, significan mucho, tanto que su significado duele a pesar y a través del tiempo porque, se diga lo que se diga, el tiempo calma, aplaca pero jamás llega a cerrar ciertas heridas.
Amiga, un beso para ti también, gracias por tus cariñosas palabras... Cuídate mucho y disfruta de tus merecidas vacaciones.

Julia.

Julia dijo...

Mi querida amiga Larraitz...
Gracias por esos puntos suspensivos que tanto dicen sin palabras. En ellos he podido leer tantas cosas que sólo alguien que siente puede expresar y que, sólo alguien que siente, es capaz de leer.
Gracias por vuestro abrazo..., hay cosas que reconfortan y esos puntos suspensivos son una de ellas.
Un beso.

Julia.

charli dijo...

No sé qué hago aquí, a estas horas y esta noche que poco tiene que ver con aquellas fechas. No servirá de mucho decir que no por ausente, dejé de acordarme, pero así es. Hoy me he acercado a este lugar que vais cuidando entre algunos y, entre otras cosas, he leído este sentimiento tan profundo y único. Ya sabes lo que opino al respecto, siempre quiero ver la parte positiva de las cosas y, si puedo, intentar hacérsela ver a los demás aunque yo no me crea nada.
En aquellas fechas, hoy y, probablemente, mañana, estaré también contigo, si quieres. Más hallá en el tiempo no me atrevo a comprometerme, la vida es muy puta y nos separa a todos de todo y de los demás todos. También es cierto que el camino es largo y la alegría del encuentro es grande.
Un beso, paz en el alma y buenas noches.

Julia dijo...

Aunque tarde, muy tarde, terriblemente tarde voy a responder a la pregunta que te rondaba el ánimo.
Lo que hacías aquí era lo mismo que hacías en esa fecha, lo mismo que haces ahora con tus ausencias que no por ausencia son olvido y lo sé y, repito, lo que haces es darme tu compañía y mantener esa amistad que, al menos para mí es importante.
Yo tampoco me atrevo a comprometerme en futuros pero hay algo que sé a pesar de los no compromisos y es que existen amistades que no cambian, ni se olvidan, sólo se adormecen de vez en cuando en cuanto a las presencias.
Gracias mi querido amigo por regresar y más aún por hacerlo cuando los nubarrones se empeñan en ocultar la luz.
Un beso y de nuevo gracias.
Julia.