miércoles, 8 de julio de 2009

Un hoy que tenía que haber sido ayer

Ayer tenía la intención de haber escrito algo pero, un cúmulo de accidentados imprevistos han hecho que, cuando me quise dar cuenta, ya era mañana, es decir hoy.
Siento el retraso, pero ya se sabe... El hombre propone (en este caso la mujer) y el destino, que algunas veces no sabe como fastidiar, dispone.
De todas formas, mañana (qué ya es hoy) espero que las cosas no se pongan tan liadas y dejen de complicarme la vida.
Buenas noches amigos.

Julia.

4 comentarios:

Aileon dijo...

Espero que las cosas no se te compliquen y te den un respiro.
Un beso amiga.

larraitz con pompa dijo...

tras tu distancia con el teclado de los últimos tiempos, el que te acercaras a pesar de tanto imprevisto dice mucho.
gracias, querida julia, te esperamos

Julia dijo...

Poco a poco las cosas van volviendo a esa... llamemos normalidad dentro de los normales límites de “aceleración”... Vale, es broma, lo que sí es cierto es que, poco a poco, las aguas van volviendo a su cauce.
Un beso amiga Aileón y cuídate mucho.

Julia.

Julia dijo...

No tienes que darme las gracias amiga Larraitz, al contrario, creo que soy yo la que tiene que darlas por seguir teniendo a mi lado tan buenos amigos que siempre me acompañan.
Un beso y, por supuesto que, aún en la distancia, sigo ahí siempre.

Julia.