lunes, 3 de agosto de 2009

De nuevo... Vacaciones

De nuevo estaré un tiempo alejada de aquí pero, esta vez, no porque las palabras se nieguen a salir pese a revolverse por dentro si no, porque estaré unos días fuera, de vacaciones.
Es curioso, hablamos de “vacaciones” y nos decimos y decimos al resto del personal que, aunque no hagamos nada especial lo importante es romper el “chip”...
Jolín... (por decirlo de una manera suave, porque se me ocurría otra expresión)... Eso es una falacia como un piano ya que, si bien es cierto que cambias el “chip” porque dejas de ir a trabajar, de madrugar, de preparar por la noche las comidas del día siguiente, el resto como que apenas cambia...
Sí, claro, te tumbas un tiempo al sol y lo coges con tantas ganas que, si no andas con cuidado, te quemas porque el sol entre los pinos aprieta que no veáis.
Pero... ¿y lo demás?... ¿cambia algo?...
Buena pregunta..., tan buena que..., probablemente no obtenga respuesta..
De todas formas, las sábanas seguirán bostezando mientras piden que las vuelvas a extender y tapar bajo la colcha.
La lavadora seguirá con su boca abierta esperando toda esa ropa que engullirá y que, posteriormente escupirá para que sea tendida, recogida, planchada en algunos casos y, en otros, doblada y colocada en su correspondiente lugar.
El lavavajillas se dejará llenar, como siempre, para luego, sonriente, abrir sus puertas esperando que coloques todo lo que lavó en su interior en sus correspondientes armarios y, de nuevo, volver a la misma operación una y otra vez.
En las tardes sólo tendrás que preocuparte de las cenas porque para las comidas del día siguiente, tienes toda la mañana..., pensar, comprar y preparar...
El comprar, traer y colocar, ya no es tan acuciante, porque tienes todo el día para hacerlo, en fin...
Que creo que lo mejor es pensar que... “Cambiamos el chip” y que, las vacaciones, siempre pueden resultar maravillosas.
De todas formas amigos míos..., sean como sean las vacaciones...
¡Bienvenidas sean!...
Felices vacaciones a todos.

Julia.