viernes, 4 de noviembre de 2011

... Y bailar.

Nostalgia, melancolía, ensoñación…, así es el Otoño con su especial color.
Me gusta, me hace sentir diferente, especial, plena y a la vez vacía. Sí, me gusta sentirme así…
Me transforma y me transporta hacía un mundo en el que todas las notas musicales se dispusieran de forma maravillosa para convertir esta estación en la más hermosa melodía jamás compuesta y yo, libre, abrazada de Otoño bailaría desnuda de atormentados prejuicios, desnuda de cuerpo y alma, desnuda de pasados, presentes y futuros…
Sí, bailaría sobre una etérea alfombra de hojas ocres en ese maravilloso salón de árboles adormecidos.
Bailaría…, bailaría…, bailaría.


Julia.

No hay comentarios: