sábado, 31 de marzo de 2012

Diversos motivos.


No he olvidado este lugar, lo he visitado muchas, muchísimas veces pero no me sentía capaz de escribir nada.
En ocasiones pensaba que no tenía nada que decir, en cambio en otras ocasiones los sentimientos, las palabras, me invadían, me desbordaban pero no era capaz de expresarlos o, mejor dicho, sabía que no podía, no debía expresarlos por diversos motivos.
Hoy, sin embargo, me he animado a escribir al recordar una frase de Gabriela Mistral que parece escrita para mí. Es como una oración, es mi oración…

“Dame Señor la perseverancia de las olas del mar, que hacen de cada retroceso un punto de partida para un nuevo avance”.

Amén.

Julia.

No hay comentarios: