sábado, 14 de diciembre de 2013

Con marcha.



Mi espalda sigue dando guerra pero hoy mi cuerpo y, como se suele decir, mi sangre también piden “guerra”.
A ver…, me refiero a que hoy me apetecía escuchar música con “marcha” y me he dicho:

“Julia, ¿qué mejor marcha que Scooter?”

Y dicho y hecho, estoy teniendo una maravillosa sesión de música con unas canciones que son geniales (al menos para mí).
Mis hijos se ríen cuando hablamos de ellos o escucho su música, no por nada, porque ellos saben que me encanta todo tipo de música, vale..., no es que sea melómana porque algunas cosillas no me van pero en general me gusta escuchar variedad.
A lo que iba, mis hijos, sobre todo mi hijo, se ríe porque me encanta la música de Scooter y además debo de poner caras raras cuando veo sus videos ya que el cantante tiene un no sé qué…, que parece un que sé yo…, que es como un no sé cual…, que parece un no sé como…
En fin, que aquí os dejo un enlace, por si os apetece ver uno de sus vídeos (aunque, la verdad, ha sido difícil decantarme por uno).


Julia.

No hay comentarios: