jueves, 2 de enero de 2014

Un día "anodino".



Hoy, día dos de Enero, es uno de esos días a los que se les podría llamar “anodinos”, me explico…
No es el último día del año ni tampoco es el primero así que, de alguna manera, es el primer día del año en el que nada se celebra.
Yo, en cambio, hoy me ha dado por opinar diferente.
Hoy es ese día en el que uno no hace promesas ni piensa en lo que debería hacer ni nada que se lo parezca pero a mí me, ha dado por pensar, en la cantidad de veces en las que decimos… “Al año que viene” y dejamos pasar la primavera, el verano, el otoño, el invierno..., esos que son los momentos en los que realmente deberíamos haber hecho todas esas cosas que nos apetecían.
Pero es un nuevo año y pensamos que, este año, lo haremos pero, no pensamos, que han sido tantos años los que hemos dejados pasar sin hacer todo aquello que deseábamos que los años se nos han echado encima y ya no tenemos “los años” para hacer realidad lo que hemos soñado.
Quizá yo me he dado cuenta demasiado tarde de ese “Al año que viene” y ya muchos de mis deseos no puedan realizarse pero los vuestros, vuestros deseos, deben realizarse ahora, cuando los años no sean un impedimento para realizarlos.
Feliz Año Nuevo, tardío pero sí, intencionadamente tardío.

Julia.

No hay comentarios: