domingo, 23 de noviembre de 2014

"El Capitán Araña".



El otro día mi hijo me hizo recordar una frase que, muy a menudo, decía mi padre. 
Habíamos hablado de coger las últimas vacaciones a la vez, ya sabéis, para hacer algunas cosillas en la casa, las cuadramos y, al fin, pudimos cogerlas en la misma fecha.
Pero el pobre tenía trabajo en su casa para dar y tomar porque se habían metido en arreglarla tirando tabiques, cambiando el suelo, cerrando la terraza y teniendo que hacerlo todo él y su pareja con la ayuda inestimable del padre de su pareja y la de familiares que conocían el tema ya que, la persona a la que contrataron para hacerlo era un auténtico “manta” que lo poco que hizo lo hizo tan mal que tuvieron que quitarlo y empezar de nuevo.
A pesar de todos los problemas, cabreos y trabajos va y me dice: Jolín mamá, he hecho como el “Capitán Araña”…, y te he dejado tirada.
Pobre, como iba a tenérselo en cuenta, con lo que tenían en casa era más que suficiente no sólo para esa semana si no para bastante mas tiempo. No podía enfadarme, al contrario, tendría que haberme enfadado conmigo misma por no haber podido echarles una mano pero…, ¿sé algo de albañilería, pintura y colocación de suelos…? Y, sobre todo, ¿sería una ayuda o un estorbo…?
En fin que, de todas formas, una semanita de vacaciones siempre viene bien…, menos para mi hijo que se la ha pasado currando de lo lindo, aunque, a decir verdad, ahora, él y su pareja, están felices porque la casa está quedando como ellos la han soñado.

Julia.

No hay comentarios: