sábado, 8 de noviembre de 2014

Seguir en el juego.



Desde hace un tiempo demasiadas cosas han cambiado en mi vida.
Quizá para las personas a las que les guste los cambios esto les parezca una bendición aunque, de corazón, pienso que no todos hubieran sido de su gusto.
Pero a mí, los cambios no me agradan demasiado, me producen cierta desazón y bastante inquietud, en definitiva que me siento incómoda cuando mi existencia da demasiados giros pero, cuando la vida se empeña en cambiar las cosas de forma inevitable, no nos queda otra que seguir adelante y tratar de conformarnos con lo que hay y pensar “vale, es una putada pero, podría haber sido peor” y es que, así es, la vida podría haber decidido tomar  otro rumbo y abandonar la partida.
No sé si he tenido suerte o no pero…, aún seguimos jugando.

Julia.

No hay comentarios: