viernes, 5 de junio de 2015

Bochorno y tormenta.




Durante todo el día ha hecho un bochornoso calor que apenas dejaba respirar.
Era un calor incómodo, pegajoso, asfixiante que hacía que cualquier movimiento excesivo resultara desagradable.
Desde hace aproximadamente media hora, ha empezado a formarse una tormenta de aire que ha hecho que el calor, ese molesto calor se metiera dentro de la casa obligándonos a abrir todas las puertas y ventanas para crear una corriente que la refresque pero es que, en la ciudad en la que vivo, pensar en sólo aire acondicionado es como tirar el dinero a la calle ya que tenemos un corto verano, apenas tenemos primavera y otoño pero, en cambio, tenemos un largo invierno pero esa, esa, es otra historia.

Julia.

No hay comentarios: