viernes, 20 de noviembre de 2015

Cuando tú decides cambiar tu vida.



No hace ni tan siquiera un mes que mi vida ha dado un cambio radical.
Yo lo pedí porque así lo quería pero, cuando llegó el momento, cuando por fin llegó el día me sentía asustada.
Todo el mundo se portó genial, fotos, regalos, abrazos, besos, despedidas y después, vacío, un tremendo y enorme vacío.
Al día siguiente era como un día de permiso pero no era así, ese permiso sería para siempre…
Y han pasado los días.
Uno tras otro y me siento bien…, bueno, casi bien…, me sigo sintiendo rara, incomprensiblemente rara.
No sé, quizá sea algo inexplicable pero así es…
Rara…
….

Julia.

No hay comentarios: